Si Steve Jobs levantara la cabeza…

Sometido a 200 grados bajo cero

El nitrógeno líquido se ha hecho relativamente popular gracias a ciertas recetas de cocina que lo usan, pero su temperatura (-196ºC) implica ciertos riesgos en su uso. Podríamos perder un dedo sólo por sumergirlo en nitrógeno… ¿Qué tal aguantará un iPhone 7? Pues ni tan mal, aunque el final del vídeo no es apto para mentes (¿o bolsillos?) sensibles:

Lanzado desde 300 metros…

Estos chicos pasaron la noche haciendo cola para conseguir uno de los primeros Apple iPhone 7 con el acabado negro brillante Jet Black… para montarlo en un drone y probar a ver cómo aguantaba una caída desde 1.000 pies de altura (unos 300 metros). Quizás porque cayó justo sobre una plantita al borde de la acera, el caso es que no se desintegra como uno creería… No te pierdas el vídeo de la caída del iPhone desde 300 metros de altura.

… o desde más arriba: ¡829 metros!

El amigo Techrax es conocido por romper de forma espectacular (y absurda) objetos caros, y el Apple iPhone 7 Plus no iba a ser menos. Se subió al edificio más alto del mundo, la Torre Califa en Dubai, y desde el piso 148 donde está el mirador más alto del mundo lanzó al vacío el móvil de Apple. Nos preguntamos por qué, ya puestos, no dejó la cámara de vídeo en directo para poder ver el tremendo vuelo…

El iPhone ¡cuesta un riñón!

Pero literal: no estamos hablando de uno ni dos casos, por desgracia cuando alguien “necesitaba” como fuera un iPhone fue capaz de vender una parte de su cuerpo para conseguirlo. Y la parte más vendida es el riñón. Ya en 2012 hubo noticia de un niño chino que vendió su riñón a cambio de un iPhone y un iPad, aunque la cosa no acabó bien: más adelante detuvieron a los “negociantes” y el chico sufre ahora insuficiencia renal. Algo parecido ocurrió (o estuvo a punto) con otros dos adolescentes chinos en 2015, detenidos en el hospital, pero también ha habido quien ha vendido -o lo ha intentado- un hijo, una hermana… ¡lo que sea para conseguirlo!

Batido de iPhone

Para terminar con las locuras… la de alguien que se enfadó mucho (¡pero mucho!) con el servicio que le ofrecieron en una tienda Apple en Dijon (Francia). El señor volvió al establecimiento con una bolsa de bolas de petanca, algo poco sospechoso en el vecino país… hasta que empezó a usar una de las bolas de acero como arma contra todo lo que pilló: entre las bajas de contaron por lo menos diez iPhones y un MacBook Air, afortunadamente ningún “genio” (dependiente) de Apple. Impresiona la tranquilidad con la que va dejando iPhones machacados… (enlace a vídeo:

Si te ha gustado este artículo, suscríbete a nuestra newsletter para saber más:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.