El iPhone 7 no tendrá jack de auriculares: ¿es un acierto o nos perjudicará?

Los rumores que apuntaban a que Apple iba a eliminar la salida tradicional de auriculares tipo jack de 3,5 mm de su nuevo iPhone se han confirmado con la presentación, el pasado 7 de septiembre, de los nuevos iPhone 7 y iPhone 7 Plus En su momento Intel justificó este cambio como una tendencia futura del mercado, como ya publicamos en su día, pero ahora que ya hemos visto el primer dispositivo sin esa conexión y sabemos que no será el último… ¿qué argumentos creemos que existen de verdad a favor y en contra?

Ventajas de eliminar el jack:

Algunas ventajas si tendrá el forzar la eliminación del tradicional jack estéreo de 3,5 mm, pero algunas de esas ventajas tienen su contrapartida. Por otra parte nos presentan (Apple y otros) como ventajas algunas cosas que no lo son: así es como lo vemos…

El dispositivo será más delgado

Esa es una ventaja, está claro, y también tenemos claro que es una que ha “pesado” mucho… porque también es una cuestión de peso. No de la conexión en sí (¡es un agujero!) sino del material extra que se necesita en el móvil para acogerla.

El diseño es un factor que prima en los móviles actuales y poder tener libertad para diseñar uno delgado, incluso que pueda ser más delgado en sus extremos (donde tendría que estar un eventual jack) es una ventaja. Además el espacio que se gana puede dedicarse a instalar algo más de RAM, o contar con una batería más capaz, o… para poner un segundo altavoz y de esa forma ofrecer sonido estéreo, como ha hecho Apple con sus iPhone 7.

La calidad de sonido del conector Lightning es mejor

Auriculares iPhone 7 Lightning

Esto es lo que nos dicen Apple o Intel, pero es una verdad a medias: el conector Lightning no acepta por su diseño la transmisión de audio analógico (es un conector digital configurable en función de qué se conecta), así que a través suyo sólo obtendremos audio en formato digital. ¿Es mejor? Pues es comparar peras con naranjas, son cosas diferentes.

Lo que nosotros escucharemos al final por nuestros oídos siempre será audio analógico, así que si extraemos el audio del móvil a través del (ahora único) conector digital, necesitaremos en algún momento que se ejecute una conversión DAC o digital-a-analógica. Para eso hace falta por lo menos un “chip” integrado capaz de interpretar la información digital que le llega y convertirla en señales musicales, y otro “chip” capaz de amplificar esas señales a suficiente nivel para lo que siga (auriculares, altavoces, cadena de sonido, etcétera).

Estos chips llevan décadas en desarrollo y aunque ahora mismo hay excelentes ejemplares, todos consumen cierta cantidad de corriente, ocupan cierto espacio, y tienen características mejores o peores en función de su evolución. El adaptador que Apple presentó para los iPhone 7 tiene en el “cuerpo” de la parte Lightning un grosor que permite intuir la presencia ahí dentro del convertidor… ¿será mejor que el que pudiera tener dentro el propio teléfono? Lo dudamos mucho.

En realidad, ahora mismo hay móviles cuyo sonido es incluso mejor que el de algunas unidades externas dedicadas (pienso en LG por ejemplo pero hay más).

Se elimina una fuente de interferencias al externalizar la conversión DAC

Este fue uno de los argumentos que esgrimía Intel para favorecer la desaparición del conector de auriculares de los dispositivos móviles. Es totalmente falso.

De hecho, no hay que ser muy listo para darse cuenta del engaño que pretendían hacernos creer: ¿acaso no tendrán los dispositivos del futuro altavoces y micrófono? Ahora mismo no sabríamos de qué otra forma se comunicarían millones de personas a través de un móvil, que de momento sigue teniendo la función de “hablar por teléfono”…

Bien, pues para que ese altavoz sea capaz de hacernos escuchar a nuestro interlocutor, necesita una sección de conversión DAC interna. Lo mismo para usar el móvil para escuchar música aprovechando sus altavoces (una práctica generalmente odiosa pero que con algunos terminales es aceptable).

Por lo tanto, las supuestas interferencias generadas por esa sección de conversión siempre van a estar dentro del móvil. Están, de hecho, dentro del iPhone 7, que evidentemente tiene su chip DAC interno. Otra cosa es que, por los motivos que sea, solo nos dejen escucharlo a través de los altavoces internos…

Sigue leyendo: Problemas y desventajas de eliminar el jack de auriculares…

Deja un comentario