El iPhone X por dentro: descubre el secreto de tanta potencia en un tamaño compacto

Apple ha conseguido encajar una cantidad increíble de prestaciones en su iPhone X, a pesar de tener un tamaño similar al iPhone 8, y ahora sabemos cómo.

Gracias a la prueba de resistencia de iFixit, finalmente podemos ver lo que entra en el teléfono móvil de más de 1.150 euros.

Prueba y Análisis del iPhone X

Imagen 1 De 13

iPhone X

La opción de diseño más obvia es la división de las celdas de batería del teléfono. La batería del iPhone X se ha construido en forma de L de dos piezas. Puede que pienses que esta es una decisión tomada por Apple para prolongar la duración de la batería del teléfono, pero esto no es del todo cierto. Mientras que la capacidad combinada de la batería dividida es de 2.716 mAh, algo más que el iPhone 8 Plus 2.691 mAh, parece estar funcionando aproximadamente igual que otras baterías de iPhone, lo que es una pena. iFixit sugiere que el diseño de la batería en forma de L no trata de aumentar la capacidad de la batería, sino de aprovechar al máximo el espacio disponible en el interior.

 

LEE TAMBIÉN: Análisis del iPhone X: ¿Vale la pena la inversión?

La batería no es la única cosa que se ve diferente en el iPhone X. De hecho, Apple ha decidido trasladar todos los componentes internos de una manera muy inteligente. La placa base del teléfono ha sido literalmente doblada por la mitad y soldada, lo que la hace un 30% más pequeña que el tamaño de la placa base del iPhone 8 Plus.

 

Con algo de ingeniería aparentemente ingeniosa, Apple ha logrado algo bastante notable. Como iFixit comenta,”la densidad de conectores y componentes no tiene precedentes”, tanto es así que incluso el “Apple Watch tiene más placa desnuda” que el iPhone X. Esto ha permitido que Apple pueda incorporar un 35% más de componentes que los habituales, además de darles espacio para reforzar el puerto lightning.

La demolición de iFixit también nos ha dado una idea de la nueva cámara TrueDepth del iPhone X que activa Face ID. Funciona disparando aproximadamente 30.000 rayos infrarrojos al usuario para que la cámara frontal confirme la presencia de una cara. El proyector de puntos crea un mapa en 3D de la cara del usuario antes de que el sensor infrarrojo lea la cara.

LEE TAMBIÉN: ¿Qué es Face ID?

Face ID iPhone X

El iPhone X de cristal permite la carga inalámbrica, lo que de nuevo parece haber llevado al iPhone a la par con las capacidades de carga de otros teléfonos buque insignia del mercado, algo que también podría ir en detrimento del iPhone X. El cristal trasero es súper frágil.

En la prueba de caída de CNET, el cristal del iPhone X se agrietó después de una caída de altura de bolsillo. Sin embargo, lo más difícil de digerir es que si alguna vez lo rompes, Apple te cobrará 326 euros por repararla. En ese momento, también podrías decidir comprar un nuevo iPhone.

LEE TAMBIÉN: Cómo funciona la base de carga AirPower Qi de Apple

iFixit sugiere que reemplazar el cristal tú mismo será prácticamente imposible. Si no quieres una parte posterior agrietada y antiestética, tendrás que reemplazar todo el chasis y volver a instalar cada componente. Esto se debe a que el saliente de la cámara está soldado al cristal trasero y al marco metálico. Así que no puedes quitarte el cristal a menos que cortes la cámara también. Ahora, con el vidrio de la trasera de vuelta siendo tan propenso a agrietarse, vas a querer protegerlo. De lo contrario, gastarás mucho dinero por una sola caída accidental.

LEE TAMBIÉN: Mejores fundas y accesorios para el iPhone X

Imagen: iFixit

Si te ha gustado esta noticia y quieres más, date de alta en nuestra newsletter: