Iron Man existe: Un ingeniero inventa un traje volador

El ingeniero Richard Browning ha mostrado un traje volador a lo Iron Man en la feria TED (Technology, Entertainment and Design) 2017 de Vancouver (Canadá). El inventor voló sobre una plataforma con la ayuda de unos motores a propulsión acoplados a sus brazos y espalda.

Browning voló por encima del público utilizando un exoesqueleto además de un casco con una pantalla en la que podía ver los niveles de combustible. Se mantuvo cerca de los asistentes pero le dijo a los periodistas que podía subir a una altura de casi mil metros y alcanzar una velocidad de 320 km/h.

Traje Iron Man 1

Imagen 1 De 4

Un ingeniero británico vuela como Iron Man

“Lo hice por la misma razón por la que ves una montaña y decides escalarla. Por el viaje y el reto”, declaró el aguerrido inventor.

El traje ha sido bautizado con el nombre de Dédalo (la figura mitológica que escapó del cautiverio gracias a la construcción de unas alas – su hijo Ícaro tuvo menos suerte –). La armadura, provista de motores a reacción, permite volar durante 10 minutos y por lo visto ya ha llamado la atención del ejército británico.

 

 

 

And I thought I’d seen everything! #ted2017

Una publicación compartida de Brian (@brianosullivan1) el

Browning, que es un “royal marine” en la reserva, insiste en que su proyecto ha sido “para divertirse un poco” y no lo ve como un medio de transporte en el futuro inmediato.

 

 

El vídeo de YouTube en el que se va a Browning probando el exoesqueleto Dédalo en el condado de Wiltshire (Reino Unido) ya tiene más de un millón de visualizaciones. Desde entonces el traje ha sido pintado completamente de negro. En estos momentos la startup Gravity especializada en proyectos de ingeniería está trabajando en un prototipo Mk.2.

La actuación de Browning en la feria TED (Technology, Entertainment and Design) 2017 fue realmente espectacular pese a que el inventor por lo visto tuvo que “pedir prestado” combustible que se emplea en los hidroaviones de Vancouver para que el traje funcionase.

En estos momentos no hay mucha regulación sobre las mochilas a reacción pues ni siquiera la Agencia Europea de la Seguridad en la Aviación tiene normas claras acerca de esta tecnología.

Si ves a un hombre volando con una armadura provista de motores a reacción ya sabes, ni estás loco ni están rodando la próxima secuela de “Iron Man”, simplemente Richard Browning ha decidido dar una vuelta (por el aire) por tu barrio.

 

Si te ha gustado esta noticia y quieres más, date de alta en nuestra newsletter: