La gráfica Nvidia GTX 1080 llega a los portátiles y no es una versión descafeinada Nvidia ofrecerá la nueva generación GTX 10 de su poderosa GPU a portátiles y jugar nunca será lo mismo.

Pregúntale a cualquier jugador confeso sobre tarjetas gráficas y te dirá que las Nvidia son las reinas. Su última serie, las GTX 10, han arrasado a la competencia, más que doblando las ya impresionantes prestaciones de su anterior generación y mejorando incluso las más altas de gama Titan X. Y no se han dormido en los laureles: Nvidia ha conseguido con algún tipo de magia que esa potencia esté ahora disponible en ordenadores portátiles.

Y no, las nuevas gráficas de la serie 10 no tienen una “M” en su apellido. Nada de “versión adaptada para ordenadores móviles”. Son tarjetas como las GTX 1060, 1070 o 1080 y con ellas Nvidia va a generar una revolución en los juegos para portátiles.

Hasta ahora, si querías jugar con un portátil, estabas limitado a prestaciones muy por debajo de lo que era capaz un ordenador de sobremesa. Ya no. De acuerdo, los chips 1060 y 1070 son algo menos potentes que los que llevan las tarjetas dedicadas para ordenadores fijos, pero la 1080 es prácticamente idéntica. Habiendo probado a fondo algunos portátiles con GTX 1080, puedo asegurarte que el nuevo chip trabajó de forma equivalente al de la versión de sobremesa y en algún caso incluso ¡mejor! Como te puedes imaginar, estamos hablando de un potencial muy grande.

Gráficas Nvidia GTX 1080 para portátiles

Conseguir un 76 por ciento de mejora sobre los chips Nvidia de la era Maxwell para portátiles al jugar con juegos “triple A” es mucho. Estas nuevas GPU portátiles Pascal dejan atrás cualquier otra cosa. Funcionando en el modo Ultra, o el equivalente a los modos gráficos más altos, la GTX 1080 consigue 60 frames por segundo con facilidad. Los fans de Avid Overwatch estarán encantados que alcanza nada menos que 147fps, y Doom tampoco se queda atrás con unos increíbles 145fps. ¿Quieres conectar el portátil a un monitor 4K? Sin problema, estarás todavía por encima de 60fps en esos títulos y si activas el Overwatch alcanzan de media 89fps.

MIRA TAMBIÉN  Los recambios de AirPods no son precisamente baratos

Desde luego, esos 89fps en 4K o 147fps en resolución 1080p es tremendo, pero muchos portátiles no tienen pantallas capaces de sacar provecho de tanta potencia. Por suerte, Nvidia se ha dado cuenta y ha trabajado con varios fabricantes para tener paneles 4K a 144Hz en portátiles dedicados a juegos. Como puedes imaginar, una pantalla de portátil trabajando a 144Hz es una pasada, y ver cómo va de fluido un juego ahí en 4K es sencillamente fantástico.

Gráficas Nvidia GTX 1080 para portátiles

Para mí, lo más impresionante de estos nuevos chips de Nvidia para portátiles es que cualquiera de ellos es ya capaz de trabajar con Realidad Virtual. Sí, ahora podrás tener RV donde quieras y activarla fácilmente. Esto significa que mucha más gente tendrá acceso a la RV y que una de las barreras para que se haga popular se elimina. Nvidia subraya que “VR Ready” es algo sólo para cuando los portátiles están enchufados a la red, no funcionando con batería, pero aún así es una forma muy portable de poder tener realidad virtual. Bueno, tampoco es que quieras sumergirte en la RV en público, pero ya me entiendes.

Lo más impresionante de estos nuevos chips de Nvidia para portátiles es que cualquiera de ellos es ya capaz de trabajar con Realidad Virtual.

Los amantes de los ordenadores para jugar pero también bonitos están de enhorabuena doble con la nueva arquitectura de Nvidia. Como estos nuevos chips traen tantas novedades y mejoras a nivel de distribución de potencia, refrigeración y tamaño, permitirán fabricar portátiles muy potentes pero muy ligeros. No serán como los ultraportátiles que hay ahora mismo, pero teniendo en cuenta que podrás poner un chip GTX 1060 en un portátil del tamaño del MacBook Pro de 13 pulgadas y obtener en Doom más de 120fps en modo Ultra… ¡quiero uno!

MIRA TAMBIÉN  Regalos de Navidad: ideas 'tech' para no fallar

Está el tema del precio, claro. Lo normal es que una nueva generación de portátiles para jugar aparezca con unos precios astronómicos, y no creo que esto vaya a cambiar esta vez. Mientras las máquinas con GTX 1060 empiezan en torno a los 1.500 euros, puedes esperar que los portátiles con GTX 1080 y pantalla 4K cuesten mucho más. Pero es el precio a pagar por unas prestaciones desconocidas hasta ahora… ¡y portables! Después de todo, hay un motivo por el que Nvidia sigue siendo el rey.

 

Deja un comentario