Así es Lifebeam Vi: la Inteligencia Artificial que quiere acabar con tu entrenador personal

Después de los relojes inteligentes que monitorizan tu actividad y te cuenta cuántas y de qué forma quemas tus calorías, ha llegado la época de la revolución del fitness. Hace un tiempo llegaron las Oakley Radar Pace, unas gafas que se convierten en tu entrenador personal, pero ahora es el momento de dar un paso más en el mundo del culto al cuerpo y la tecnología y llega Lifebeam Vi: los auriculares que te dicen cómo debes entrenar.

Eso sí, desde Alphr.es tenemos que decir que, después de ser algo escépticos respecto a los resultados, nos hemos comido nuestras previsiones. Hemos recorrido con ellos un total de 79 km. y, sin duda, este tipo de ‘wearables’ son presente y futuro de la Inteligencia Artificial. Además de que tener un precio la mitad de barato que las Oakley Radar Pace, los Lifebeam Vi son mucho más estéticos y minimalistas.

Los auriculares Vi se conectan a tu teléfono a través de Bluetooth, pero los auriculares disponen de un cable de plástico que se ajusta cómodamente alrededor del cuello. Desde allí puedes controlar el volumen, encenderlo o apagarlo. Además, también tiene un micrófono incorporado para que puedas hablar con tu entrenador. Si destapas el auricular derecho encontrarás un puerto micro USB para cargar los auriculares, aunque la batería dura de cuatro a seis horas.

A pesar de su peso de 39g, el Vi está equipado con todo tipo de sensores. Para ser exactos, esto incluye un acelerómetro de seis ejes, un giróscopo, un barómetro y un sensor de frecuencia cardíaca anidado en el auricular izquierdo. Por desgracia, no incorpora GPS.

Aunque Lifebeam Vi comenzó como una campaña de Kickstarter, la compañía no ha dejado de disfrutar de financiación desde entonces. El embalaje se asemeja a los productos Apple y, además de un maletín de transporte y un cable de carga, incluye una serie de almohadillas de diferentes tamaños y puños deportivos. Puede combinarlas de la forma que desee para garantizar un ajuste cómodo y que el sensor de frecuencia cardíaca siempre pueda controlar el flujo sanguíneo del oído.

Lifebeam Vi: rendimiento

Auriculares fitness Lifebeam Vi

Es cierto que en esta lista de acciones no hay nada que sobresalga de lo común pero, descartar la compra de Vi por este motivo es todo un error. La particularidad del Vi viene en doble ración: primero, la Inteligencia Artificial te dará actualizaciones de voz sobre tu rendimiento sin tocar botones ni mirar ninguna pantalla mientras entrenas. Y en segundo lugar, como punto más importante, estos auriculares interpretan los números en tiempo real. Dicho de otra forma, si tu reloj inteligente puede decirte que tu ritmo es de 4 mins 30 segundos por kilómetro, Vi contextualiza esto y te advierte si el ritmo es insostenible o te anima si sabe que puedes hacerlo mejor.

Y con todos las ayudas proporcionadas por Harman/Kardon, además de ser un gran entrenador personal, suenan muy bien. Está claro que no tan bien como para sustituir a tus auriculares habituales, pero son lo suficientemente buenos para correr y no notar el impacto en tus piernas en la pista. Sin duda, el sonido se mantiene sólido en todo momento.

Lo único que sí tenemos que advertir que es un poco complicado de alinear es el sensor de frecuencia cardíaca, ya que tiene tendencia a desconectarse durante las carreras de resistencia.

Lifebeam Vi tarda unas dos horas de uso para aprender quién eres y tu estado de forma actual pero, una vez que ya te conoce, te dará consejos sobre cómo puedes mejorar, llegando a responder en tiempo real a tu actuación. Por ejemplo, durante nuestra prueba he pasado de dar 140 zancadas por minuto a 160, lo que me permite recorrer distancias más largas, y he mejorado la técnica de correr como gran beneficio para mis rodillas.

Auriculares fitness Lifebeam Vi

La tecnología de voz también merece un reconocimiento. Se trata de una experiencia muy pulida en todas sus formas, y un tono mucho menos robotizado que Siri, Alexa o Google. De hecho, el software realiza una broma sobre esto cuando se acciona por primera vez, cambiando de un tono de voz extremadamente robotizado a su tono natural para demostrar la diferencia.

Te saluda por tu nombre cuando lo enciendes, te felicita por tus logros personales e incluso te distrae en tu carrera con pequeños trucos de conversación. ¡Es un gran compañero de carrera!

Por supuesto, todo esto se puede personalizar. Puedes hacer que Vi sea súper parlanchín o un poco más ‘introvertido’, activando su voz solo cuando tú quieres. Como la mayor parte de dispositivos de su categoría, tienes que proyectar la voz de forma bastante alto y claro para que te entienda, y eso puede hacerte parecer un poco estúpido si lo haces a mitad de carrera.

Y, además, habrá actualizaciones de forma recurrente. De hecho, una actualización reciente permite responder a las preguntas de Sí/No pulsando las teclas de volumen. En teoría, se supone que puedes preguntar en cualquier momento tocando el auricular derecho, pero esto me pareció una función bastante irregular.

Lifebeam Vi: la app

Lo primero que hay que decir acerca de la aplicación es que Lifebeam parece que se toma muy en serio la idea de construir sobre ella. En un par de meses con Lifebeam Vi como mi entrenador personal, el software ha recibido un buen número de actualizaciones útiles.

Y por si fuera poco, es de las aplicaciones móviles más funcionales que existen. La instalas, la abres, escoges tu meta (perder peso, llegar más lejos, ir más rápido, reducir el estrés, mantener la forma física o mejorar la condición física) eliges el tipo de carrera (libre, cronometrada, distancia o una rutina concreta) y a por ello. También están incluidas las opciones de caminar y montar en bicicleta, aunque están etiquetados como en fase beta.

Así es la APP de los auriculares Lifebeam Vi

Cuando llegas al final de tu meta diaria se muestra una serie de métricas destinadas para que tú (y Lifebeam Vi) lleguéis a las conclusiones necesarias y reflexiones sobre tu ritmo, distancia, tiempo o frecuencia cardíaca. También hay un práctico mapa que se muestra para que puedas volver a realizar la ruta si te sientes con fuerzas.

En términos de integración con otras plataformas fitness, las cosas están bastante limitadas (por ahora). Solo puedes compaginar estos auriculares con Strava y Spotify. Omri Yoffe, CEO de la empresa, asegura que la aplicación más solicitada para poder integrarse es ‘Zombies, Run’. Al parecer, ambas partes están en conversaciones para hacer algo juntos.

Lifebeam Vi: conclusiones finales

Auriculares fitness Lifebeam Vi

Lifebeam Vi me gusta mucho, pero creo que será difícil de vender. En primer lugar, el precio lo pone en competencia directa con los modelos Polar M430, Gear Fit2 Pro y TomTom Spark 3, y se trata de tres modelos que no requieren teléfono, pero realizan todas las funciones que hace Vi y un poco más, y vienen con GPS incorporado.

El hecho de que los comandos vocales de Lifebeam Vi no sean muy de confianza significa que es una solución débil porque no se puede ver cómo te va en cualquier momento: el gancho de venta principal de un reloj fitness.

Pero eso no tiene sentido. Lifebeam Vi es estupendo porque no está dirigido a los corredores de maratón que buscan reducir sus tiempos unos pocos segundos. Está dirigido a personas que no entienden los números que proporcionan los aparatos fitness pero sí desean que alguien los interprete y les ofrezca ánimo. En esto el Vi hace un trabajo bastante bueno. Y, no te olvides de que por el mismo precio también te llevarás un par de auriculares bastante buenos.

Ahora mismo sigo usando el Lifebeam Vi junto a un reloj de running, por lo que tengo lo mejor de ambos mundos. Pero soy optimista y pienso que llegará el día en que Vi o algún dispositivo por el estilo tenga la capacidad de pasar la responsabilidad de mi entrenamiento a mis oídos.

Si te ha gustado esta noticia y quieres más, date de alta en nuestra newsletter: