¡Los robots ya están aquí!

La compañía Boston Dynamics está cambiando la idea que teníamos hasta ahora de los robots. Un ejemplo es el autómata Atlas es capaz hasta de realizar un salto mortal hacia atrás o caminar por terreno nevado o helado sin perder el equilibrio. En la página web de Boston Dynamics se cuentan los comienzos: “Empezamos siendo una parte del Massachusetts Institute of Technology (MIT), allí desarrollamos los primeros robots que caminaban y se movían como animales. Ahora estamos dando el siguiente paso, combinando los principios del control dinámico y el equilibrio con diseños mecánicos sofisticados, electrónica vanguardista y software relacionado con la percepción e inteligencia. Boston Dynamics tiene un equipo increíble de ingenieros y científicos que combinan el pensamiento analítico con la técnica más audaz, junto con un enorme sentido práctico. Estamos orgullosos de construir máquinas que rompen barreras y funcionan en la vida real”. ¡Ahí es ná! Y viendo los vídeos de los cacharros que hace esta gente no parece que exageren.

Boston Dynamics

Imagen 1 De 11

Boston Dynamics

 

Handle

 

El robot Handle combina unas patas con las que es capaz de caminar por terreno escarpado, junto con la eficiencia de unas ruedas. Emplea muchos de los principios dinámicos, de equilibrio y movilidad utilizados en otros robots de cuatro y dos patas construidos por Boston Dynamics. Handle sólo tiene 10 articulaciones, por lo que es menos complejo que sus “hermanos”. Las ruedas sirven para que se desplace con rapidez y eficiencia sobre superficies lisas, mientras que las patas le permiten moverse por casi cualquier terreno. Este robot, pese a no ser muy grande, puede levantar pesados bultos, lo que le permite entrar en espacios reducidos. Todas las articulaciones de Handle funcionan de manera coordinada para ofrecer un alto rendimiento.

Atlas

 

El robot con aspecto más humano desarrollado por Boston Dynamics se llama Atlas y tiene un sistema de control que coordina el movimiento de los brazos, el pecho y las piernas, lo que le permite mover todo el cuerpo. Ello aumenta las posibilidades de las tareas que puede hacer y su capacidad de trabajo. El equilibrio de Atlas es extraordinario. Verlo realizar un salto mortal hacia atrás es espectacular, en algunos aspectos parece tener ya una capacidad motriz superior a la de los seres humanos. A pesar de su imponente aspecto Atlas sólo mide 150 cm y pesa 75 kg por lo que puede moverse en espacios reducidos.

Para diseñar y fabricar este robot Boston Dynamics ha utilizado la tecnología de impresión en 3D, que ha sido fundamental para crear un “bicho” muy compacto, con una gran relación peso-fuerza. La visión estereoscópica y otros sensores hacen posible el que Atlas manipule objetos y sea capaz de caminar por terreno accidentado. Incluso si se le da un empujón mantiene el equilibrio y si se cae él solo es capaz de levantarse.

Spot

 

Los integrantes de Boston Dynamics no están exentos de sentido del humor. Si has visto el vídeo de Spot hasta el final habrás notado que acaba con el siguiente texto: “No robots were harmed in the making of this video” (no se hizo daño a ningún robot en la realización de este vídeo). Sí, es un golpe muy bueno que me hizo sonreír, pero luego me quedé pensando… ¿Llegará un momento en el que los robots tengan algún tipo de “derechos”? Hoy en día suena a ciencia ficción, pero, ¿qué ocurrirá cuando haya robots que superen a los humanos en casi cualquier aspecto, tanto físico como intelectual? Elon Musk nos previene de que ese momento llegará y que quizá sea antes de lo que pensamos.

Spot es un robot que cuenta con cuatro patas y ha diseñado para funcionar en interiores y exteriores. Se mueve gracias a la energía suministrada por baterías y al empleo de tecnología hidráulica. Este autómata tiene la capacidad de “ver” gracias al sistema LIDAR (Light Detection and Ranging – Control de distancia por rango de luz), que permite determinar la distancia desde un emisor láser a un objeto o superficie. El equilibrio lo conserva debido a un buen número de sensores. Spot es capaz de transportar objetos de hasta 23 kg y tiene una autonomía de funcionamiento de 45 minutos.

 

BigDog

 

Al ver el vídeo lo primero que me llamó la atención es que BigDog hace un ruido enorme, en cambio sus “hermanos” son muy silenciosos. Ello creo que se debe a que va propulsado por un motor de gasolina. Las cuatro patas de este robot son articuladas como si fuesen las de un animal. Cuenta con unos elementos que absorben el impacto de cada movimiento y es capaz de obtener energía de un paso al siguiente. BigDog tiene el tamaño de un perro grande. El ordenador que lleva integrado mantiene el equilibrio, controla el movimiento, procesa la información que recibe de los sensores y permite la comunicación con el usuario. Los sensores miden parámetros como: posición de la articulación, fuerza de la articulación, contacto con el suelo, carga ejercida, etc. La tecnología LIDAR y un sistema de visión estéreo hace posible que BidDog sepa qué es lo que tiene delante de sus narices. Es capaz de alcanzar una velocidad de 10 km/h, subir cuestas de hasta 35 grados, caminar sobre terreno irregular, por la nieve y el agua, superar senderos embarrados, además de transportar hasta 150 kg de peso.  

Si te ha gustado esta noticia y quieres más, date de alta en nuestra newsletter: