Un “material milagroso” podría acabar con los móviles rotos

Un nuevo material milagroso  podría solucionar tanto el problema de las pantallas rotas en los móviles como el quedarse sin batería gracias a un proyecto desarrollado por científicos de la Universidad de Queen en Belfast (Reino Unido).

El Dr. Elton Santos, de la escuela de matemáticas y física, ha estado trabajando con científicos de todo el mundo en la búsqueda de nuevos materiales para los móviles con el objetivo de hacerlos más duraderos y resistentes. Los investigadores combinaron moléculas semiconductoras llamadas C60 con láminas de materiales ligeros y flexibles, sobre todo grafeno y nitruro de boro hexagonal (hBN). Las C60 son capaces de transformar la luz del sol en electricidad, mientras que el hBN aporta estabilidad y compatibilidad electrónica al grafeno, un material muy fino que podría ocupar el lugar del silicio.

Nokia 1110

Imagen 1 De 20

Los 20 móviles más vendidos de la historia

 

Esta combinación de características no existe en ningún material de forma natural. El Dr. Santos dijo que el “material milagroso” es similar al silicio pero con “una mejor estabilidad química, ligereza y flexibilidad. Podría ser usado en dispositivos inteligentes y sería menos propenso a la rotura”.

El material se puede emplear para “crear nuevos componentes relacionados con los procesadores o pantallas que tendrían varias características interesantes”, dijo el Dr. Santos para añadir que el “material milagroso” podría incluir propiedades fotovoltaicas como la conversión de energía solar en electricidad para recargar las baterías del móvil.

En lo que se refiere a la resistencia, una pantalla fabricada con este nuevo material sería mucho más fuerte que cualquier elemento usado hasta la fecha. Esto se debe a las propiedades de los compuestos individuales que son superiores a los que se usan en la actualidad en pantallas y paneles. Además el material es flexible”, comentó el Dr. Santos.

No todo son parabienes pues este nuevo elemento no es de “banda ancha”, una carácterística clave que permite “apagar” y “encender” los procesos electrónicos, aunque parece que el equipo de científicos va camino de solucionar este problema. “Esperamos poder fabricar en el futuro semiconductores que superen la dificultad que supone la ausencia de ‘banda ancha’ por lo que veo un verdadero transistor en el horizonte”, concluyó el Dr. Santos.

Si te ha gustado esta noticia y quieres más, date de alta en nuestra newsletter: