Los mejores drones de 2017: ¡A volar!

Volar un dron es aparentemente uno de los pasatiempos que más ha crecido en los últimos años. Nuestras playas, el campo y los parques de la ciudad están llenos de criaturas mecánicas que cubren los cielos. Pero el pilotaje de drones no tiene por qué ser un hobby caro.

Hay un montón de opciones más baratas con cámaras de 1080p para que puedas surcar los aires, por lo que la mayoría de drones modernos te permitirá capturar imágenes aéreas impresionantes, así como divertirte volando.

Sin embargo, es importante elegir el dron adecuado. El hardware no es barato, y si eres un principiante, querrás un modelo que sea fácil de volar, con un montón de características de seguridad para asegurarte de no estrellar tu nuevo juguete o accidentalmente perderlo para siempre. Los usuarios avanzados, mientras tanto, valorarán características como calidad, velocidad y alcance de la cámara.

Dron de Star Wars de Propel

 

Otras consideraciones incluyen la vida de la batería – estas cosas no vuelan para siempre – y las capacidades de transmisión de vídeo, que pueda transmitir imágenes en directo a tu teléfono inteligente o incluso un auricular, ofreciendo un punto de vista en primera persona desde tu dron.

Aquí está nuestra guía con los seis mejores drones de 2017, a precios que parten de los 250 euros y con una gama de características para todos los gustos.

Los mejores drones del mercado en 2017: Nuestros pájaros favoritos

 

1. DJI Phantom 4: Un fantástico dron de gama alta con una cámara excelente

DJI Phantom 4

 

Volar un dron es divertido, pero hay una curva de aprendizaje, y estrellarse puede ser caro – y peligroso. El DJI Phantom 4 cuenta con la función automática de evitar objetos, gracias a un par de pequeñas cámaras frontales. Si por tu falta de pericia el dron vuela hacia un obstáculo, se detendrá en su trayectoria de vuelo o genialmente pasará alrededor de él. Otras funciones inteligentes son Tap Fly, que le permite enviar el dron a una ubicación en particular simplemente tocando el destino deseado en la aplicación del smartphone del DJI, y un modo opcional para principiantes, lo que evita que el dron vuele a más de 30 metros de distancia. Los controles también cuentan con un botón de pausa para llevar el Phantom 4 a una parada inmediata si ha perdido sus rodamientos. Todo esto hace que el Phantom 4 sea ideal para principiantes, pero hay mucho aquí para entusiasmar a los expertos también. Es posible volar hasta 45 mph, y la batería de 5,350 mAh promete 28 minutos de tiempo de vuelo. Además, añade una fantástica cámara de 4K para la fotografía aérea y tendrás el mejor dron. No es barato, pero estás pagando por la calidad.

 

2. Parrot Disco: Un divertido y extraño dron con el que lo pasarás en grande volando

Parrot Disco

 

El Parrot Disco es un tipo raro de dron: no es un cuadricóptero, sino un avión de control remoto. La buena noticia es que es tan fácil de empezar a usar como un dron normal. Puedes lanzarlo simplemente encendiendo el motor y arrojándolo al aire, momento en el cual vuela automáticamente hacia el cielo y te rodea, esperando tus instrucciones.

Una vez que estés listo para tomar el control, encontrarás el Parrot Disco muy sensible: simplemente utiliza los joysticks gemelos en el control remoto para controlar la dirección y velocidad. Como la mayoría de los drones, el Disco viene con una cámara en la punta para grabar los vuelos en resolución de 1080p. Más inusual es el receptor que transmite vídeos en vivo VR directamente al smartphone para una experiencia de vuelo en primera persona. Incluso aparecen datos de vuelo en la pantalla, por lo que sabes lo rápido que vas, lo alto que estás volando y cuánta capacidad tiene la batería. El tiempo de vuelo es de unos impresionantes 45 minutos, con una gama de 2 km en velocidades de hasta 80 Km por hora.

En resumen, el Parrot Disco es extremadamente fácil de manejar y muy divertido de volar. La única advertencia es que para aterrizar con seguridad necesitarás un espacio abierto: el Disco se desliza al suelo como un avión, en lugar de descender verticalmente como un helicóptero. Pero si tienes la suerte de vivir cerca de un lugar adecuado, ¡es una pasada!.

3. DJI Phantom 3: un dron de alta calidad y ahora a un precio excelente

 

Aunque técnicamente ha sido reemplazado por el Phantom 4, el Phantom 3 todavía está a la venta – ahora a un precio de derribo que hace que valga la pena tenerlo en cuenta. Con GPS, brújula digital, altímetro y sensores giroscópicos, es capaz de flotar completamente firme, mientras graba vídeos de alta calidad de 2,704 x 1,524 – o 4K en el modelo Professional. Y puesto que la cámara está montada sobre un cardán motorizado y activo, la imagen permanece estable como una roca, incluso en vientos moderados o cerca del suelo, para obtener resultados realmente profesionales.

Al igual que con el Phantom 4, hay un modo de principiante que restringe el alcance y la altitud hasta que te sientas cómodo con los controles de vuelo. Y el mando a distancia te permite asociar un smartphone o una tableta para una vista en directo del dron, transmitida directamente desde el Phantom 3.

Resumiendo, el Phantom 3 es tan competente y fácil de pilotar que tu única pregunta podría ser dónde volar: como con todos esos drones, necesitas estar al menos 50 metros de distancia de las personas, edificios y carreteras, y a 150 metros de las zonas congestionadas . Pero si tienes un lugar adecuado para volar y estás dispuesto a subir a bordo del tren de los drones, el DJI Phantom 3 es una gran opción y asequible para empezar.

4. DJI Mavic Pro: Un dron de pleno derecho que cabrá en una mochila

DJI Mavic Pro

 

El Mavic Pro es un dron altamente portátil: para el transporte, los brazos del rotor y las cuchillas se pliegan, y puedes levantarlo fácilmente con una mano y guardarlo en una mochila. Desplegado es un dron de primera clase, con mucho en común con el DJI Phantom 4, incluyendo la cámara estabilizada 4K.

Hacerlo volar en muy sencillo. Una vez que hayas calibrado la brújula, todo lo que necesitas hacer es tocar el botón de despegue en la app de DJI del teléfono inteligente. El dron comienza a volar manteniéndose en el aire, esperando tu siguiente comando. El modo opcional para principiantes de DJI limita la velocidad, y los sensores incorporados ayudan al Mavic Pro a no estrellarse contra obstáculos.

Al igual que el Phantom 4, el Mavic Pro puede volar a alta velocidad (hasta 65 km/h) – aunque no tiene el modo para evitar obstáculos – y de nuevo tiene Tap Fly que te permite volar directamente a puntos fijados en el mapa. También hay un modo de vigilancia, en el que el dron rodea un objeto, apuntando la cámara durante todo el tiempo.

Con hasta 27 minutos de tiempo de vuelo por carga y una prometida autonomía de unos asombrosos 7 km, el Mavic Pro es un dron muy impresionante y tremendamente transportable.

5. Parrot Swing: Rápido, furioso y frenéticamente divertido

Parrot Swing 3

 

El Parrot Swing no es un VANT (Vehículo Aéreo No Tripulado) tan sofisticado como los drones DJI anteriormente mencionados y no tiene una cámara de alta resolución, pero es fantástico para volar. Es un dron híbrido: despega verticalmente y flota como un cuatricóptero estándar, pero tiene la habilidad de inclinarse y volar como un avión controlado a distancia, con sus grandes alas en forma de X proporcionando capacidad de ascenso y los cuatro propulsores minúsculos proporcionando empuje.

Se necesita un poco de tiempo para acostumbrarse a este modo, ya que no se detiene cuando se sueltan los controles, pero una vez que lo tienes controlado es muy divertido volarlo.

No te preocupes, la curva de aprendizaje no es tan empinada como en otros. No obstante, mientras que el Parrot Swing seguramente no sería capaz de evitar objetos y no tiene la tecnología de seguimiento de un DJI Mavic Pro, sí puede tener un banco de sensores sofisticados, Incluyendo una cámara orientada hacia abajo y un sonar para evitar que el dron quede a la deriva cuando está en modo hover.

El tiempo de vuelo es bastante corto, siete minutos, pero puedes comprar baterías de repuesto por no mucho dinero y el dron tiene una excelente relación calidad-precio a £ 110. Esto incluye una unidad de control remoto que le permite volar el Swing a una distancia de hasta 60 metros. Podría parecer como un juguete, pero como introducción al mundo de los drones, el Swing es difícil de superar. Es divertido volar, fácil de aprender y, lo más importante de todo, tiene una gran relación calidad precio.

6. Drones Star Wars de Propel: pequeños y divertidos drones para luchar con los amigos

Drones de Star Wars de Propel

 

Mientras que los drones de gama alta atraen al entusiasta, los drones de Star Wars de Propel ponen el énfasis en la diversión. En la actualidad hay tres modelos para elegir: un TIE fighter, un X-Wing y una speeder bike del Retorno del Jedi, con el Halcón Milenario a punto de unirse a la lista en breve.

Son pequeños vehículos, que van de 0 a 56 km/h en sólo tres segundos; Los principiantes pueden activar un techo y suelo virtuales y utilizar el modo de entrenamiento basado en aplicaciones para mejorar las habilidades de vuelo.

Lo realmente divertido, sin embargo, es luchar con los amigos. Cada drone está equipado con un láser infrarrojo, lo que te permite participar en combate aéreo con hasta 23 amigos, con auténticos efectos de sonido que emanan de los controladores. Cuando tu nave es golpeada por un fuego hostil, se mueve y el controlador vibra: si te golpean tres veces y su dron gira automáticamente hacia el suelo.

La autonomía de las baterías no se acerca a lo que se podría esperar de un “drone” serio: se puede esperar alrededor de ocho minutos de vuelo con una carga y un alcance de hasta cinco metros. Pero si alguna vez has imaginado hacer zoom en una nave espacial propia y quizás disparar láseres a tus enemigos, estos drones de Star Wars son una forma divertida y asequible de vivir la fantasía.

 

Si te ha gustado esta noticia y quieres más, date de alta en nuestra newsletter: