Nvidia Max-Q, ahora los ordenadores portátiles para jugar son una realidad

Nvidia ha presentado su nuevo proyecto Max-Q con el que acaba de revolucionar el mercado ‘gaming’. La líder en visualización computacional creará una nueva familia de portátiles con un diseño extremadamente delgado, más eficientes y contando con la máxima potencia gracias a las gráficas Pascal, con la GeForce GTX 1080 como principal atractivo.

La escena portátil de juegos ha estado bastante estancada. Aparte de los diseños de Razer para MacBook, casi todos los demás portátiles de juegos son abultados y vistosos. Unos no están diseñados para ser demasiado portátiles y los que lo son, tienden a no ser potentes. Es por ello que ahora Nvidia ha anunciado su respuesta con el ‘ultrabook’ de juegos Max-Q.

Star Was: The Old Republic

Imagen 1 De 5

Los 5 videojuegos de mayor presupuesto de la historia

Desarrollado como un nuevo estándar para los principales fabricantes de portátiles para juegos de todo el mundo, Max-Q casa la estética con el rendimiento, la eficiencia y la duración de la batería. Junto al anuncio de Nvidia de Max-Q en la Computex 2017, Asus, MSI y Acer anunciaron también sus primeros portátiles Max-Q. Así se han presentado en la última edición de Computex que ha tenido lugar estos días atrás en Taipei.

Para hacer uso de la Nvidia Max-Q estándar, los fabricantes tienen que adherirse a un conjunto de normas. Los dos atributos físicos clave que cualquier ordenador portátil de Max-Q tiene que tener es que no puede tener más de 18mm de grosor y tiene que pesar menos de 2,2kg. Por lo general, estas medidas darían lugar a un portátil de juegos bastante escaso, pero con Max-Q puedes poner un chip Nvidia GTX 1080 de tamaño completo en él y ejecutarlo con un 90% de eficiencia sin problemas.

 

Estoy seguro de que preferirías estar ejecutando una GTX 1080 al máximo, pero el 90% es más que suficiente para un ordenador portátil de juego tan fino y ligero. Tener un ultrabook capaz de ejecutar una GPU GTX 1060, 1070 y 1080 es absolutamente increíble, significa juegos de 1440p y 4K donde quieras sin tener que llevar algo que pesa más que un bebé.

Desarrollar un portátil Max-Q no es un proceso sencillo, Nvidia aprobará y probará individualmente cada nuevo portátil antes de otorgarle la marca Max-Q. Las pruebas requieren que los fabricantes transmitan toda la información sobre los ventiladores y sistemas de refrigeración, lo que permite a Nvidia crear un tipo de enfriamiento personalizado para cada portátil. Para pasar la prueba Max-Q, mira aspectos como el ruido, limitando las especificaciones para los fabricantes con el fin de que el ruido del ventilador no supere en ningún caso los 40dB. Por lo que todos los ordenadores portátiles Max-Q deberían tener solo un ligero zumbido cuando estén en uso.

 

Te estarás preguntándo por qué Max-Q ha tardado tanto en llegar, después de todo el tiempo que llevamos pidiendo portátiles ‘gaming’ más ligeros durante años. Bien, pues aunque Nvidia no entró en detalles, está claro que la tecnología de enfriamiento y los diseños eléctricos más eficientes no fueron posibles hasta hace poco. Junta eso con el último silicio de Pascal de Nvidia, y finalmente consigues una GPU eficiente y poderosa para jugar a grandes juegos en cualquier lugar. Portátiles como el Asus ROG Zephyrus, el Predator Triton 700 de Acer y el nuevo VR Stealth de MSI que parecen tener muy buena pinta.

Con Max-Q, la posición de Razer en el top de los portátiles de juegos con un buen diseño corre peligro.

Si te ha gustado esta noticia y quieres más, date de alta en nuestra newsletter: