Películas de realidad virtual: ¿son realmente cine?

En una playa bañada por el sol al oeste de Ámsterdam, Harry Schreurs me dice: “es como nieve, blanca, sin pisadas”, me dice, “así es como puedo describírtela”.

Schreurs es el responsable de medios interactivos de la Academia de Cine y Televisión holandesa, y me está hablando de realidad virtual. Sus palabras acerca de la nieve vienen a cuento como respuesta a los recientes comentarios de Steven Spielberg en el Festival de Cannes de cine: dijo que la realidad virtual (VR) podía ser peligrosa para el cine porque pondría en jaque el trabajo de los directores. Schreurs no está de acuerdo.

“Al final es una reacción que solemos encontrarnos”, dice. “Lo extraño es que si conoces la historia del cine, y son ya 125 años de magia, la gente de los efectos visuales fue quien inventó el poder editar imágenes para permitirles a los directores saltar en el espacio y el tiempo. Es un lenguaje. Tenías la edición para llamar la atención sobre algo, ahora puedes hacerlo desde dentro en un momento concreto del espacio y del tiempo, con sonido o luz. Es un lenguaje complejo”.

Los cortes y transiciones de una película nos pueden parecer normales, como audiencia del siglo XXI, pero lo que dice Schreurs es que no fue siempre así. Lo que ahora consideramos el flujo natural de las imágenes es en realidad un movimiento dirigido y artificial; las imágenes se cortan y superponen para guiar al espectador y mantener su atención. Desarrollar el mismo lenguaje para la VR es como caminar por un campo de nieve virgen, lejos de las anquilosadas tropas del cine y hacia lo desconocido.

Pero si hace falta un lenguaje completamente nuevo… ¿podremos llamar a una película de realidad virtual “cine”?

Películas de Realidad Virtual
Películas de Realidad Virtual

“Creo que si ves la VR como cine estás perdiendo el sentido del asunto”, dice Jilt Van Moorst, un consejero de la Academia holandesa. “Es un nuevo medio”, ahora Van Moorst y Schreurs están hablando conmigo antes de una charla del segundo en la conferencia de desarrolladores Unity European, basada este año en Ámsterdam. Unity es un motor de videojuegos, más conocido con títulos ‘indie’ que en el mundo del cine, pero está cambiando su foco hacia el cine gracias a la llegada de la RC, y Van Moorst lidera el uso de este motor en su institución.

“Muchos de mis colegas dicen: somos una academia de cine, no de videojuegos, pero yo creo que si miras de cerca cómo funciona la RV es algo más parecido al teatro que al cine, porque en el teatro dónde estás sentado es muy importante, y eres libre de mirar alrededor tuyo. Estás más inmerso en la historia que en el cine, donde eres un espectador”, dice.

Encontrar un lenguaje apropiado con el que describir la realidad virtual a menudo acaba tomando prestados términos del teatro, cine o los juegos. Hay escenarios, o algo similar. Hay una cámara, o algo parecido. Tienes libertad de movimientos, o casi… En la conferencia de Unity queda claro que el motor de los juegos se está posicionando como una herramienta que ayudará a definir y guiar este lío.

Desarrollando la narrativa de las películas de realidad virtual

“En su esencia, ¿qué es Unity? Es un motor para juegos. Es también una herramienta de edición, en la que tomas una idea y a partir de ella acabas con un juego, o una película, o una experiencia interactiva” nos dice Sylvio Drouin, vicepresidente de Unity Labs. “Desde el punto de vista de la investigación decidimos llevar lo más lejos posible los límites de la autoría en RV. ¿Cómo evolucionará el motor de lo que es ahora a algo que pueda usarse para crear RV? Esto necesitará tanto un esfuerzo a corto plazo por nuestra parte, como otro a largo plazo”.

“El esfuerzo a corto plazo incluye añadir extensiones que permitan montar escenas en RV al editor actual, y el esfuerzo a largo plazo está en preparar una herramienta digamos más orientada al usuario, que permita montar una escena en RV a alguien sin conocimientos de código, y crear una experiencia interactiva que pueda compartir con sus amigos”.

Conferencia de Unity en 2016
Conferencia de Unity en 2016

Drouin explica que el esfuerzo de largo plazo de Unity incluye crear un conjunto de herramientas para poder hacer contenidos en Realidad Virtual. En lugar de montar escenas a través de la consola de Unity (para lo que hay que saber programar) la idea es que te pongas tu casco y gafas de RV y empieces a montar escenas con los controles en tus manos. Google ha trabajado en algo así con su programa de pintura HTC 3D (Tilt Brush), donde el usuario puede dibujar en una habitación. Ampliar estas herramientas permitiría en teoría que un director sin demasiados conocimientos en código construyera, dirigiera, escenas de una forma muy intuitiva.

Si se consigue, reducirá mucho la barrera técnica para hacer mundos virtuales, pero más que eso. Las herramientas que motores como Unity desarrollan pueden acabar definiendo la gramática de las películas de realidad virtual. Igual que las transiciones y la edición se adoptó como algo necesario en el cine durante el siglo XX, lo mismo puede ocurrir con las herramientas de RV para que los directores del futuro puedan trabajar con este nuevo medio.

Seguramente es muy pronto para afirmar de qué forma serán esas primeras películas de realidad virtual, pero los esfuerzos de organizaciones como la Academia holandesa de Cine y Televisión, o de plataformas como Unity, están destinadas a dejar sus primeras pisadas en aquella nieve virgen…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.