¿Por qué tu iPhone parece ralentizarse cuando sale un nuevo modelo?

La “obsolescencia programada” es el nombre dado a la estrategia que algunos fabricantes utilizan, donde un modelo antiguo de su producto comenzará a fallar alrededor del momento en que se lance uno nuevo.

Algunas personas han sugerido que Apple puede ser culpable de esto, con los informes de que tan pronto como un nuevo modelo está fuera, los teléfonos más antiguos dejan de funcionar tan bien como lo habían hecho. Pero un nuevo informe ha encontrado que este no es el caso, y podría haber otra explicación.

La empresa de software de evaluación comparativa Futuremark probó la unidad de procesamiento gráfico (GPU) del iPhone 5, iPhone 6, iPhone 6s y iPhone 7, utilizando los datos que fue recopilando desde 2016. Los resultados mostraron que los chips de los teléfonos más ‘antiguos’ como el iPhone 5 de 2013 funcionaban tan bien tanto con el último sistema operativo de Apple, el iOS 11, como lo hicieron en su momento con el iOS 9.

 

“Primero examinamos los datos del iPhone 5s porque, si los dispositivos más antiguos se están ralentizando deliberadamente, el efecto debería ser más evidente con modelos que han estado presentes durante más tiempo”, dijo la empresa. Su rendimiento de la GPU fue constante.

La empresa también midió el rendimiento de la CPU y encontró una leve caída en el rendimiento con el paso del tiempo, pero esta diferencia es tan pequeña que es poco probable que se note en el uso diario.

¿Por qué tu iPhone parece ralentizarse cuando sale un nuevo modelo?

“Estos resultados de referencia proporcionan una visión única del rendimiento diario de cada modelo de iPhone a lo largo del tiempo”, afirmó la empresa. “Y, como verán, no hay señales de conspiración”.

Aunque este puede ser el caso, no explica por qué muchas personas se ven obligadas a pensar que su teléfono está disminuyendo la velocidad.

 

Puede ser que los teléfonos antiguos sean menos compatibles con el diseño de las aplicaciones que se actualizan cuando sale una nueva versión de iOS. Cada actualización en el software se construye con el hardware más reciente, y puede ser que esto ralentiza un teléfono más viejo. Las funciones que vienen con la actualización también podrían consumir más potencia de procesamiento, y los teléfonos más antiguos no les queda otra que luchar para mantenerse al día.

Futuremark dice que la percepción de que un iPhone antiguo está disminuyendo se velocidad se suma a un efecto psicológico. “Sabiendo que hay disponible un modelo nuevo y mejorado” lleva al cliente a pensar que si propio modelo está anticuado. Por supuesto, los modelos más nuevos serán más rápidos y eficientes que los antiguos, pero en realidad, tu viejo iPhone no es más lento que antes de que se lanzara el nuevo.

Si te ha gustado esta noticia y quieres más, date de alta en nuestra newsletter: