Samsung DeX, así funciona el dispositivo que convierte tu Galaxy S8 y Note 8 en un PC

Samsung DeX es el híbrido de escritorio con el que se aventuró Samsung con el lanzamiento del Samsung Galaxy S8 y que ahora con la llegada del Galaxy Note 8 vuelve a estar en boca de todos (Samsung lo regala con la precompra del Note 8 antes del día 14 de septiembre). Pero, ¿qué es? ¿Es un PC de escritorio, un dispositivo móvil? Dependiendo de cómo lo mires, ninguno o ambos. Samsung DeX es un dispositivo de acoplamiento que te permite convertir tu smartphone en un ordenador doméstico. El producto actúa como un hub que permite al usuario encajar su teléfono e inmediatamente trabajar en un monitor de mayor tamaño con teclado y ratón.

Samsung no es el primero en ofrecer un dispositivo de este tipo, ya lo hemos visto en dispositivos como el Motorola Atrix o el Lumia 950 con la función de Windows Continuum que no fueron un éxito, pero Samsung cree tener una mejor respuesta. Que un dispositivo fallara no significa que este no pueda tener éxito. Como ejemplo tenemos al iPad, que tuvo éxito a pesar del fracaso de las tablets anteriores.

1- Samsung DeX

 

¿Por qué comprar un Samsung DeX?

Con el DeX, Samsung está intentando mejorar la productividad de sus dispositivos al permitir que los usuarios trabajen en cualquier lugar. Aunque aplicaciones como Office y Google Drive están disponibles en los móviles, algunas cosas son más fáciles cuando tienes un teclado y un ratón a mano. Ya se trate de dar forma a largos mensajes de correo electrónico, escribir informes o preparar presentaciones. Las grandes pantallas de los smartphone no son siempre lo suficientemente grandes.

¿Cómo funciona el Samsung DeX?

Samsung ha optado por un conjunto bastante simple de funciones para administrarlo. El DeX es un dispositivo sencillo con un puerto Ethernet para tener conexión local a Internet, un puerto HDMI para poder conectar un monitor, y puertos USB tipo C y USB 2.0 para conectar accesorios. También es posible conectar un mouse y un teclado a través de Bluetooth. El Samsung DeX tiene un ventilador de enfriamiento para evitar posibles sobrecalentamientos mientras el móvil funciona como un ordenador de escritorio.
Samsung Galaxy S8

 

Cuando conectas el Galaxy S8 o el Galaxy Note 8 a DeX, la interfaz se adapta directamente a la modalidad de escritorio e incluye una barra de tareas donde están las apps que tienes abiertas y una clase de menú de Inicio.

Como era de esperar, cuando acoplamos el smartphone al DeX, este también actúa como un cargador, por lo que el uso de energía no debe ser un problema. El Samsung DeX pesa cerca de 230g, llevarlo con el Samsung Galaxy S8 supondrá llevar menos de 400g, poco para un escritorio móvil y su potencial.

Samsung DeX funciona como una máquina virtual de Windows a través de una infraestructura de escritorios virtuales como Citrix Receiver, VMware Horizon Client y Amazon WorkSpaces. Con este lanzamiento, Samsung también mejora su software. Samsung Pass elimina la necesidad de escribir contraseñas, y la funcionalidad con carpetas seguras y archivos locales facilita la transición entre ambos modos de uso.
Samsung DeX, el híbrido de escritorio

 

¿Cuánto cuesta Samsung DeX?

Está siendo comercializado en conjunto con el Samsung Galaxy S8, pero no se incluye con el último smartphone de Samsung (a menos que puedas hacerte con el 128 GB S8 Plus en Asia). Tendrás que ahorrar dinero extra si quieres utilizarlo con el nuevo S8 Plus. Podrás comprarlo por un precio próximo a los 150 euros.

Quizás no es el gadget más caro del mundo para aquellos que deciden gastar 900 euros en el Samsung Galaxy S8 Plus o más de 1.000 euros en un Galaxy Note8 y luego añadirle un DeX. Pero hay que tener en cuenta que hay un montón de ordenadores portátiles con buenas características por 500/600 euros en el mercado.

Si te ha gustado esta noticia y quieres más, date de alta en nuestra newsletter: