Samsung Galaxy S8: ¡Qué no se te caiga al suelo!

Mi primer teléfono fue un Nokia. No recuerdo el modelo, pero todo lo que necesitas saber es que era un tanque, y que poco o nada tiene que ver con los estilizados smartphones que hay hoy en día en el mercado.

El Samsung Galaxy S8 es uno de esos teléfonos inteligentes que, simplemente, impresionan. Donde los abultados y resistentes plásticos han desaparecido por completo para dar paso al vidrio, con una pantalla que abarca alrededor del 84% del terminal. Sí, parece que se puede romper solo al mirarlo y, aunque esto no es cierto (no al menos en mi examen), es probable vas a querer una respuesta certera.

Samsung Galaxy S8

Imagen 2 De 13

Samsung Galaxy S8

 

La aseguradora de gadgets SquareTrade ha hecho pruebas exhaustivas a los nuevos Samsung Galaxy S8 y Galaxy S8 Plus. ¿El resultado? Unos teléfonos mucho más frágiles que sus predecesores.

Solo una simple caída boca abajo es suficiente para que la pantalla se agriete, y los bordes lisos pasan a ser pequeños trozos de cristal desparramados por el suelo. El vidrio en la parte trasera de los dispositivos no fue mucho mejor, cuando se dejó caer de lado o de espalda.

SquareTrade describe los teléfonos como “mucho peor que sus predecesores”, y eso me preocupa como orgulloso propietario de un Samsung Galaxy S7 (ver comparativa) con pantalla agrietada. Lo que es bueno saber es que la prueba de agua fue todo un éxito: después de haber sido sumergido un metro y medio durante 30 minutos, tanto el S8 como el S8 Plus siguieron funcionando bien.

 

“Aunque el diseño es casi todo de cristal convirtiendo al S8 en un teléfono precioso, es extremadamente susceptible a agrietarse cuando se cae desde cualquier ángulo”, dijo el vicepresidente y director creativo global de SquareTrade, Jason Siciliano. “Sin embargo, no tenemos duda de que va a ser todo un éxito. Sabemos que el 89% de los propietarios de Samsung tienen una visión positiva de la marca, a pesar de las recientes controversias, y el 36% planea comprar un S8 en los próximos seis meses. No lo dejes caer…”.

Personalmente, me resulta muy difícil ver a esos pobres Galaxy S8 torturados, pero si te gusta interpretar el papel de The Jigsaw Killer en tu propia versión personal de Saw, asegúrate de leer sobre el viaje de Tom a los laboratorios de pruebas telefónicas de Huawei.

 

Si te ha gustado esta noticia y quieres más, date de alta en nuestra newsletter: