El Super mCharge de Meizu carga tu móvil en 20 minutos

Hoy hemos conocido el nuevo cargador rápido (más bien ultrarrápido) de Meizu. En la prueba que ha realizado la marca en tiempo real en la presentación del dispositivo en el Mobile World Congress, la batería del nuevo Meizu M5s ha llegado al 100% de la carga en 18 minutos y 55 segundos.

Un sistema no solo rápido, sino también seguro, puesto que mantiene baja la temperatura de la batería (hasta un máximo de 39º C). Aquí abajo te contamos los 6 secretos que esconde el Super mCharge de Meizu y que lo convierten en la maravilla que la competencia va a mirar de reojo.

Meizu Super mCharge

Imagen 1 De 5

Meizu Super mCharge

 

Velocidad máxima

Después de más de un año de I+D, Meizu ha mejorado la potencia de Super mCharge a 55W y han acelerado 5,5 veces la velocidad de carga. Hay que recordar que Meizu ya distribuye sus smartphones con cargadores rápidos que llevan tu batería al 100% en unos 50 minutos. La nueva batería se puede cargar completamente de forma segura en solo 20 minutos, el tiempo que tardas en tomarte un café. Junto a las nuevas series de Meizu, el Super mCharge va a redefinir el concepto de carga rápida.

Baja temperatura durante la carga

El teléfono se mantiene a baja temperatura incluso multiplicando por 3 la potencia. La temperatura más alta que alcanza es de 39°C (medida con una temperatura ambiente de 22 grados), solo un poco más alta que la temperatura del cuerpo humano. Gracias al algoritmo de optimización Flyme de Meizu ha desaparecido el problema del calentamiento. Durante el proceso completo de carga rápida, se puede jugar o ver películas sin ningún problema.

98% de eficiencia super-alta

La estructura de IC de carga previa era compleja e ineficiente. Super mCharge adopta tecnología de inyección de carga optimizada. Integrando dos grupos de circuitos, la bomba de carga exporta la mitad del voltaje después de la transformación y mejora la eficiencia en un 8%. La solución de Meizu alcanza un 98% de eficiencia, en comparación con otras compañías que luchan por alcanzar el 90%. Y ya sabemos que una mayor eficiencia significa menor generación de calor y, por consiguiente, menor peligro de sufrir incidencias.

 

Seguridad potenciada por la innovación

Super mCharge es seguro. Solo se necesita la mitad de la corriente eléctrica para alcanzar la misma potencia, y su estructura innovadora y eficiente reduce los problemas y el calor generado. El cable de transmisión de datos y el puerto USB han sido rediseñados para dejar suficiente espacio para la memoria caché, tomando medidas de diseño adicionales para asegurar una carga segura, incluyendo un sistema de monitorización de voltaje y de corriente eléctrica y un medio de protección de 10 niveles.

El cable de transmisión de datos soporta 160W

Meizu ha rediseñado el cable para que pueda soportar más de 160W de potencia, con un margen de seguridad de más del 65%. E-mark, el chip inteligente de seguridad recomendado por USB IF, convierte la defensa pasiva en una función inteligente de monitorización que elimina las zonas sin seguridad. A pesar de que este tipo de cable cuesta 3 veces más que su predecesor, esta mayor eficacia vale la pena.

Nuevas celdas electroquímicas más seguras

Se necesita una batería segura y de alto rendimiento para alcanzar la potencia de 55 W. La nueva batería de Meizu incluye procesos de fabricación avanzados que permiten a una batería de 3.000mAh soportar más de cuatro veces la corriente para adecuarse a las capacidades de Super mCharge. El material de litio y los procesos de producción han mejorado notablemente el rendimiento de carga y el ciclo de vida de la batería, y además reduce exponencialmente el calor que genera.

 

La batería permanece por encima del 80% incluso después de 800 ciclos de carga completos. Según nuestros análisis de datos, el ciclo de vida de la batería ahora superará los dos años.

La nueva batería tiene más capacidad, es más eficiente, más pequeña y más segura.

Si te ha gustado esta noticia y quieres más, date de alta en nuestra newsletter